5 minutos con el demo de Deadliest Warrior: Legends

Porque 5 minutos con el 99% de los juegos es suficiente para saber si van a ser GOTY o pertenecen a la sección de descuentos.

Hace menos de un año probé el demo Deadliest Warrior y quedé convencido que jamás volvería a ver una entrada en esta franquicia de juegos de pelea con los combatientes más letales de la historia. Al probar el demo de Deadliest Warrior: Legends y hacer un poco de investigación sobre el origen de este juego es que caigo en cuenta sobre la brillante estrategía concebida en un salón de conferencia de Spike TV. Este juego de pelea no pertenece a las consola de la persona habitual que visita este blog, es para los cientos de miles de personas que ven el programa de televisión y en las pausas comerciales ven el trailer del juego.

Deadliest Warriors: Legends en vez de tener guerreros anónimos como la versión original, ahora obtuvos las cotizadas licencias para hacer realidad mi sueño de pelear con legendas como Alexander The Great o Vlad The Impaler. El juego es esencialmente el mismo que la versión original, desde las gráficas de la calidad del PlayStation 2 hasta la falta de música en las batallas para simular la vida real. Recuerden que cuando te están pateando el trasero en el callejón oscuro no hay una banda sonorá acentuando cada puño.

El demo es extremadamente limitado. Sólo puedes probar el modo de Battle y en mi opinión eso fue más que suficiente para borrarlo de inmediato. Por $10 obtienes un juego de pelea que no trae nada nuevo a la mesa. Ahora, con $10 más puedes comprar un juego de pelea decente como Tekken 6. Tratenlo bajo su propio riesgo.


Opinar no cuesta nada