Reseña de You Don’t Know Jack

Imagínate que estás en un estudio de grabación participando en un juego de trivia por dinero y premios. Estas emocionado, ansioso de que empiece el show. En el proceso te percatas que no le distes tu nombre a la producción, pero ya te dieron uno, te llamarás Dick. Le sigues la corriente, ignoras tu nuevo nombre, el show empieza en cinco segundos. Las luces bajan, aparece una imagen de nubes en el set y escuchas la voz del anfitrión que dice “Hola, me llamo Cookie Masterson y cuatro de cinco dentistas confirman que beso muy bien”. Bienvenido al mundo de You Don’t Know Jack.

You Don’t Know Jack (YDYJ) es un juego de trivia clásico donde la alta cultura y la cultura popular chocan para darte las preguntas más particulares que hayas visto u oído. Creado por Jellyvision en 1995 para la PC, el mismo representa una variedad de preguntas irreverentes que pone a sus participantes a pensar, tanto como a reír. Mezclado con el humor y la voz energizante del anfitrión Cookie Masterson (Tom Gottlieb), jamás te imaginarás que en la misma pregunta te puedan introducir Lady Gaga con arte contemporáneo o mantequilla con las cinco etapas de dolor. La última entrada que se vio de estos títulos fue en el 2001 y nunca habían hecho su entrada a las consolas hasta ahora. Hasta tuvo una breve entrada al mundo de la televisión, donde el anfitrión del mismo fue nada más y nada menos que Paul Reubens (Pee Wee Herman). El objetivo es sencillo, hacer más dinero (puntos) que tus oponentes en un juego que se compone de 3 rondas con 10 preguntas y una ronda final especial.

Cada partida está compuesta de episodios, los cuales contienen 10 preguntas de selección múltiples y la ronda final llamada Jack Attack. Pueden participar de uno a cuatro participantes humanos, no existe participantes de CPU. Cada pregunta te puede brindar o quitar dinero de acuerdo a lo que escojas, con un contador de tiempo que determina la cantidad del premio o la penalidad. El animador Cookie con su voz egocéntrica te comenzará a presentar las preguntas, las cuales con su estilo único te pueden hacer reír o reaccionar de alguna otra forma, esto depende de cuan familiarizado estés con el humor americano. Muchos chistes serán dichos antes, entre y después de preguntas, ya sea que las hayas contestado bien o mal. Yo encontré el humor en muchas ocasiones muy gracioso, pero en raras ocasiones el humor cae plano en su propia cara. Algunas preguntas se compondrán de segmentos especiales que varían de episodio en episodio, esto mantiene fresco los elementos de algunas de las preguntas. Cada jugador tiene un clavo, representativo de una movida descarada donde en cualquiera de las 10 preguntas puede ser usado para hacer un jugador contestar una pregunta en 5 segundos. La penalidad de contestar mal la pregunta es severa, pero esto puede ser devuelto a tu oponente si la escoges bien. Es un pequeño elemento que trae un poco de estrategia al juego. Hay 73 episodios en total que se van desbloqueando poco a poco mientras vas jugando episodios nuevos. Cada episodio tiene lo que le llaman “la respuesta correcta incorrecta”. ¿Y qué es eso, te preguntarás? Esto es una respuesta que está escondida entre las respuestas incorrectas de una de las preguntas, la cual te dará un premio especial de forma periódica con una recompensa monetaria a tu puntuación. La clave del mismo está en el auspiciador ficticio de ese episodio que juegas.

La presentación del juego es simple, pero bien representada, nada extravagante y directa, como debe ser. Los controles no son nada de complicados, básicos como para cualquier juego de trivia. El audio es sólido en todo momento, colorido y diverso como el animador en sí. El problema mayor que encontré es que todos los episodios ya están en forma de guión, sin darte una mirada distinta en un mismo episodio. Las respuestas estarán siempre en el lugar ya pre-determinado, lo cual crea una desventaja para otros jugadores si ya uno o más han participado del mismo episodio. Lo mismo se puede decir del modo online, que aunque funciona bastante bien, si entras ciego a un episodio que no has jugado te puedes encontrar con la desventaja de que tus oponentes desconocidos saben las respuestas. Esto elimina la magia del juego de varias formas ya que jugarlo solo no es muy divertido, el juego no te brinda oponentes de AI y se pierde un poco la sensación de entretenimiento si lo haces en grupo y tú sabes ya las respuestas. Cada episodio puede ser terminado en 10 minutos aproximadamente, lo cual no es nada malo si sumas que 73 episodios te darán muchas horas de contenido. Los trofeos no son nada complicados, pero requieren de tiempo y dedicación para algunos. Pocos son requeridos hacerlos online, pero están presentes.

YDKJ tiene un empaque y presentación que por el precio introductorio de 30 dólares es una tremenda oferta para cualquier fanático de trivia. El contenido está lleno de material humorístico que si eres amante de la comedia americana o de la cultura popular americana en general, te llevarás bien con este juego. Estas experiencias no son recomendables explorarlas de forma solitaria, más bien en grupos. Este es uno de esos juegos que es bueno tenerlo en caso que tengas fiestas entre amigos y quieran pasarla bien jugando algo sociable. El repetir un episodio que está fresco en tu memoria puede eliminar la magia, pero con más de 7 horas de contenido y episodios adicionales en un futuro por medio de descarga digital, este título puede ser uno de lo más entretenidos e interesantes para tu familia y amigos en el 2011.


2 Comments

  1. Moche Perez February 16, 2011 8:20 pm  Reply

    Hmm. Yo no pagaria 30. Tampoco creo que el juego sea para mi. Excelente resena.

  2. Gatonejo February 14, 2011 11:30 am  Reply

    El juego suena chévere, pero eso de que los episodios están en forma de guión me desanima.

    Por lo que vi en Amazon el precio regular del juego es $39.99, pero lo tienen en $29.99. Ese precio no esta mal, pero $15 esta mejor. Si en algun punto lo veo a este precio pude ser que lo compre. Mientras tanto me quedo con Buzz! Quiz World

    En general, excelente reseña. :-)

Opinar no cuesta nada