Reseña: DEAD RISING 2

Con más lugares para explorar, más armas para diseñar y más zombies para liquidar, nos llega Dead Rising 2. El  mercado de los zombies en los videojuegos está mucho más saturado en el 2010 de lo que estaba cuando salió el juego original, por lo que la interrogantes es si Dead Rising 2 sobresaldrá como uno de los mejores juegos de zombies o será sólo más de lo mismo.

El 28 de septiembre de 2010, luego de que el juego fue retrasado por un mes aproximadamente, por fin llego a nuestras manos Dead Rising 2 (DR2). El juego es publicado por Capcom (Resident Evil, Mega Man y Street Figther) y desarrollado por Blue Castle Games (The BIGS, The BIGS2), quienes nunca han trabajado con juegos que no sean de Deportes. Es curioso ver el trabajo de BCG en un juego como DR2.

Las gráficas en DR2 son muy buenas tomando en consideración la cantidad de zombies en pantalla y los lugares.  El juego demuestra tener buen nivel de texturas, detalles e iluminación al igual que animaciones de manera muy fluída. Para poder lograr esto, el juego tiene que hacer loading (20-30 segundos) entre las secciones de Fortune City las cuales pueden ser observadas en el mapa del juego. Aunque no parece ser mucho tiempo, molesta un poco cuando olvidas un sobreviviente en la sección anterior o cuando oprimes el botón de acción cerca de las puertas. El juego es presentable y es visualmente cómodo para la vista.

En el sonido lo primero que sobresale al comenzar el juego son los cutscenes que tienen un volumen más bajo que el sonido durante el juego. Esta situación resulta ser un poco incómoda ya que me encontré varias veces subiendo el volumen durante el cutscene y rápido tenía que bajarlo cuando se reanudaba el juego. A pesar de ese problema, el juego hace un excelente trabajo en el sonido dentro de los diferentes lugares de Fortune City. En los centros comerciales se puede escuchar música al estilo Muzak (música como la que se escucha en los elevadores) saliendo de las tiendas o en los pasillos de estos. En los casinos se puede escuchar los ruidos de las diferentes máquinas de juegos, la música y las alarmas. En los espacios exteriores que se conocen en el juego como Strips no se escucha mucha música (al menos que estés cerca de ciertas áreas), pero si se pueden apreciar los sonidos de los cientos de zombies patrullando las calles, fuentes, etc.

En cuanto a la actuación de voz, el juego hace un buen trabajo en traer a la vida a los protagonistas y a los varios personajes que conocen durante tu travesía, Algunas de las líneas del diálogo pueden ser predecibles, pero se puede percibir las diferentes emociones y creer en las situaciones que el juego presenta. Los desarrolladores pudieron hacer un mejor trabajo, pero tomando en consideración que la historia no es para tomarse muy en serio, se puede disfrutar del trabajo hecho.

El único problema que tiene DR2 en cuanto al gameplay es que al comienzo del juego te encuentras directo en la acción intensa sin ningún tutorial o alguna descripción de los controles. Para hacer esto hay que leer el manual o ir al menú de opciones y ver los controles. Los controles son muy responsivos la mayor parte del tiempo, pero cuando se quieren hacer ciertas movidas que requieren precisión es un poco frustrante y hay que intentarlo varias veces.

En cuanto a la historia tenemos un protagonista nuevo, Chuck Green. Él es un ex campeón de motocicletas que entra a un Reality Show con el apto nombre de Terror is Reality, el cual consiste de matar zombies a cambio de dinero. Chuck entra a este juego para poder comprar la medicina ZOMBREX (la cual evita que las personas que han sido mordidas se conviertan en otro cuerpo ambulante sin vida) para su hija que ha sido infectada y para poder descubrir quien fue el que culpo a Chuck como el “terrotista” ya que lo culpan de ser él quien provoco la crisis.

Menciono ese pequeño extracto de la historia porque el juego gira en torno a Chuck buscar ZOMBREX. Ese es el motivo por el cual nuestro protagonista se encuentra fuera del refugio arriesgando su vida y rescatando sobrevivientes. El juego te recompensa con Prestidge Points (PP), que son los puntos necesarios para subir de nivel y tener acceso a nuevas combinaciones de armas, movidas especiales y atributos.

Puedes adquirir una cantidad considerable de PP cuando rescatas sobrevivientes, llevándolos hasta el refugio mientras los proteges todo el camino y matando psicópatas. Los psicópatas son muy difíciles de matar y la “recompensa” realmente no vale la pena cuando se compara con lo difícil que son. Me encontré varias veces evitando estas peleas que sólo son misiones secundarias y no interfieren con la historia principal.

DR2 se enfoca mucho en la creatividad del jugador y te premia cuando combinas armas. Para combinar armas tienes que conseguir primero 2 armas e ir a un cuarto de mantenimiento donde Chuck usa sus habilidades de Bob el Constructor (también conocido como cinta adhesiva) para crear combinaciones letales de armas. Estas armas te dan una mayor cantidad de PP que las armas normales, por lo que  técnicamente te ves obligado a usarlas para poder llegar al próximo nivel más rápido.

La historia principal se divide en casos. Cada caso cuenta con un límite de tiempo que hace que el jugador este tomando decisiones y planificando como va a lograr los objetivos para poder progresar al próximo caso antes que se venza el tiempo y tengas que reempezar la historia hasta la última vez que se grabó. El tiempo es un factor que obliga al jugador a tener que concentrarse en la historia principal y no poder disfrutar de la intención del juego (matar cientos de miles de zombies). Esto resulta un poco frustrante.


En conclusión, Dead Rising 2 es recomendado principalmente para los fanáticos del primer Dead Rising o los fanáticos de los zombies. El juego es comparable con una película grado B  en cuanto a historia y actuación, pero el gameplay resulta ser divertido para los que no como prioridad pasar cada misión que te envíen a hacer. Los modos Cooperativo y Multi-jugador extienden un poco el replay value, pero no es suficiente para mantenerte interesado por mucho tiempo. Para los que sólo quieren demostrar su creatividad aniquilando zombies, aquí podrán encontrar largas horas de diversión.


Opinar no cuesta nada