Reseña de Space Invaders Infinity Gene

Cuenta la leyenda que en los años 80, había una consola mística llamada Atari 2600. Dicen los sabios que los géneros de videojuegos como los conocemos hoy en día se originaron en títulos de esta época perdida en el tiempo. Uno de estos géneros se llama shooting games o shoot em’ ups. Muchos títulos usaron este estilo de juego en esa época, pero sólo uno se convirtió en el primer título considerado el killer app de su generación, Space Invaders. Al paso de sus 30 años en la industria, Space Invaders ha tenido múltiples encarnaciones en diferentes consolas. Su más reciente entrada, Space invaders: Infinite Gene, le da la bienvenida a fanáticos del género sin importar de que generación provengan.

Pasemos de lleno a los modos de juegos ya que la historia es simple; apunta y dispara a todo lo que se mueve. El menú principal se compone de cuatro modos de juego, Normal, Challenge, Music y Bonus. Este último se consigue a base del sistema de progreso que será explicado más adelante. Normal Mode es el modo clásico de juego, pasando las tablas en modo progresivo. El mismo es algo corto, pero son tablas divertidas para progresar. Challenge Mode es prácticamente un modo de supervivencia, donde el juego genera tablas de forma aleatoria y el mismo llega hasta 99 niveles. Music Mode es el modo donde las tablas son generadas a base de la música almacenada en de tu PS3, creando infinitas posibilidades y jugando al compás de tus melodías favoritas.  Bonus mode son tablas que obtienes acceso mientras progresas en el juego, creando más retos para expandir el replay value.

La presentación es sencilla, representada por un estilo retro de 8-bit y gráficas Vector. Una vez entras a tu primer juego, te darás cuenta que además de los clásicos aliens que conoces, estos están acompañados de naves geométricas. Esto, junto a un soundtrack retro a la 8-bits y electrónica moderna, crea una vibra clásico-moderna en la presentación de las tablas. Las gráficas, a pesar que son retro y poco detalladas,  en ocasiones te sorprenderán por la cantidad de enemigos en la pantalla y tus ojos perderán el flujo de la acción si no eres cauteloso. En adición, los colores llamativos de los backgrounds, que en ocasiones interactúan con la música, pueden generar más distracción en momentos tensos.

Las mecánica de juego es simple como en pasadas versiones de Space Invaders. El objetivo es destruir las naves que se te interpongan en el camino y generar la puntuación más alta posible. Hay dos maneras básicas de crear una puntuación alta; haciendo una cantidad de ataques en cadena continua o haciendo lo que el juego llama un Nagoya Attack. Este último es una movida generada cuando un ataque de ciertos enemigos se torna trasparente brevemente y lo atraviesas mientras atacas simultáneamente. Esto es algo  que pondrá a prueba las destrezas hasta de los más hábiles jugadores.

El sistema de puntuación se integra al sistema progresivo que representa la evolución de tu nave a través de todos los modos de juego. Esta evolución se compone desde poder mover tu nave en todas direcciones hasta tener vidas extras adicionales al comenzar tus jugadas. Esto facilita poder pasar las tablas de forma fácil, aunque mientras progresas más niveles estos upgrades son meramente herramientas para balancear el gameplay. Aunque no están disponible desde el principio, hay múltiples naves a tu disposición que son muy similares, pero tienen diferentes patronos de ataque. Las mismas tienen ventajas y desventajas en momentos de alta tensión, dándote la libertad de escoger la nave más útil para tu estilo de juego. Los controles son básicos. Sólo se requiere mover tu nave y dejar uno de los botones presionados para disparar.

La longitud de los niveles puede mediar desde los 30 segundos hasta los 5 minutos. Esto también depende de cuanto trabajo te tome derrotar el Jefe de algunos de los niveles o si juegas en Music Mode la tabla será la longitud de la canción. Los niveles pueden tener dificultades básicas, pero en ocasiones la dificultad incrementa y la pantalla se llena de enemigos creando momentos de alta tensión que hoy en día se le considera como Bullet Hell. La única implementación de componente online que ofrece el juego es la de las tablas de líderes. Mientras estés conectado a tu cuenta de PSN durante tus jugadas, al lado izquierdo superior de la pantalla podrás ver un número o ranking que sigue subiendo mientras tu puntuación mejora. Amantes cazadores de puntuaciones se sentirán como en su casa con esta implementación.

En resumen, si eres fanático de los shooters o shmup como hoy en dia le dicen, este juego es para ti. Si las tablas en el juego no son suficientes para saciar tu sed por más retos, Music Mode y una librería vasta de canciones en tu disco duro te darán una infinita cantidad de posibilidades para escoger.  Este juego no es recomendado para personas que les padecen de dolores de cabezas o de Epilepsia. Para los demás, su dinero será bien invertido en este clásico digital.


1 comment

  1. JC Ramirez (SilverPR) October 8, 2010 7:36 pm  Reply

    Muchas gracias a Mngavis por darme la oportunidad de hacer esta reseña. Este en mi opinión es un clásico instantáneo de este genero.

Opinar no cuesta nada