Reseña de FIFA 11

El Rey del Campo ha llegado para quedarse y este año no decepciona en lo absoluto. FIFA 11, la decimonovena entrada en la franquicia de Soccer/Fútbol de EA, viene con más fuerza que nunca. Con la pasada entrada acaparando la expectativa de muchos fanáticos y este año viene a añadirle una capa adicional de refinamiento a ese éxito. Aunque que en esta ocasión no es tan gruesa como la del año pasado, dependiendo de lo que buscas de tu FIFA.

La presentación del menú no ha cambiado drásticamente y es para lo mejor. Todos los modos de los juegos de años pasados están presentes, desde Kick-Off para los que les gusta un partido rápido, hasta el Lounge Mode que es perfecto para una comunidad offline de amigos que sueñan, respiran y comen fútbol. Para los nuevos entrantes a la serie que quieren adentrarse de lleno en FIFA, el vídeo tutorial localizado en My FIFA 11 es el mejor lugar para empezar. Desde atacar hasta defender, crear piezas en el campo hasta penales, los vídeos de tutoríal están presentes para refrescarles la mente a veteranos y novatos por igual. Una vez hecho eso puedes pulir tus talentos en My Arena, en donde puedes tener un 1 a 1 con el portero o crear una sesión de práctica a tu gusto con muchas variantes. Lo mejor de todo es que este modo está disponible desde el momento que sales del menú principal presionando el botón de Select. Aquí puedes también poner a prueba las habilidades de ser portero, una de las nueva adiciones a la serie. Ser portero sólo había sido limitado a poder comandarlo a adelantarse sin tener control del mismo. Es recomendable que practiques en My Arena bastante con esta nueva posición antes que trates cualquiera de los modos en el juego, sea offline u online.

El modo Be a Pro y Manager Mode este año ha sido remplazado por el nuevo modo llamado Career Mode.  El Career Mode se compone de tres opciones; Player que es el pasado modo Be a Pro; Manager que es el clásico modo donde controlas tu equipo y sus finanzas; y la opción Player Manager. Este último te da la oportunidad de controlar tu Pro y ser el manejador del equipo teniendo así control absoluto del destino de tu Club. La presentación del Menú es algo similar que a la de FIFA World Cup 2010: South Africa, con un calendario más fácil de leer y seguir. Lo mejor es que puedes simular juegos que no deseas jugar en el calendario, algo que el juego antes mencionado no te permitía hacer. El modo de simulación es dinámico, enseñándote minuto a minuto lo que está pasando en el juego. Desde goles, amonestaciones hasta lesiones, el Menú de Simulación te mantiene informado de cómo el partido se desempeña. Una cosa negativa que encontré de esto es que no puedes interferir en el partido en cualquier momento que deseas alterar el destino del mismo. Algo a relucir es que cuando estas en modo de utilizar tu Pro solamente, tienes la opción de controlar el equipo completo si deseas antes de empezar un partido. Esto es bueno para cuando tu desempeño en el campo es bueno y pierdes partidos a causa del AI. A veces es monótono cuando eres Pro y sólo tienes un número limitado de ocasiones con la bola en el campo, especialmente cuando tomas las riendas del Portero. Por eso cuando la acción está lejos de ti puedes presionar el botón Select.  La cámara se dirigirá a donde la bola se encuentra y hasta puedes tener control limitado de tus compañeros, teniendo en cuenta que no todo el tiempo ellos responderán a tus comandos.

La manera de manejar el equipo este año es algo más simple que en años anteriores. Eliminado esta la manera de manejar el dinero, como aplicar precio de taquillas o hacer upgrades al Club. Esto es remplazado por una simple interface donde distribuyes la nómina completa entre el salario de jugadores a la semana y el dinero que se puede utilizar para transferencias. Con este último tienes que ser consiente cuando los haces ya que el juego te permite una cantidad limitada de ocasiones que puedes hacer esto. Los objetivos de Manager, como en pasadas ediciones, están presentes. Dependiendo de tu desempeño durante  tu carrera tendrás la opción de extender el contrato con tu equipo o ser contratado para un Club de mayor prestigio. En ocasiones mientras estás en la campaña, estarás recibiendo mensajes por una interface de email que te permiten saber cuando el Club está satisfecho con tu desempeño, tienes lesiones o en algunas situaciones pasa algo y te sugiere hacer cambios en la escuadra.  Una carrera completa de un Manager o jugador puede ser expandida hasta un máximo de 15 años, la misma cantidad que en pasadas ediciones de FIFA. Esta interface ha sido simplificada para los nuevos entrantes a la serie, pero sin sacrificar mucho para la audiencia Hardcore.

Una vez entras al campo de juego notarás pocas mejoras que han hecho en las gráficas y en la presentación de los partidos. Esto sólo será notado por los fanáticos que siguen la franquicia como religión. Desde animaciones nuevas al entrar al campo hasta nuevas celebraciones al anotar goles, la experiencia ha sido aumentada unos grados más para hacer sentir a los fanáticos de FIFA en un nuevo campo de juego. Las imágenes por segundo no decepcionan en esta ocasión, ya que corre tan suave el framerate como la pasada entradas. Algo que notar es que cuando las repeticiones de jugadas ocurren durante el partido, el framerate no brinca como en la pasada edición. Las repeticiones se pueden grabar o publicar en el Internet como años pasados. La nueva función del juego al grabar los momentos más importantes del partido es bienvenida. El único problema es que sólo graba unos 4 ó 5 segundos en muchas ocasiones, siendo esto insuficiente para crear una repetición de jugadas espectaculares. Esto ocasiona que los usuarios tengan que hacer repeticiones de jugadas memorables de la forma clásica, teniendo que pausar el juego y editarlas. Todos los ángulos de cámara están presentes y pueden ser editados a la manera que te parezca más cómodo. El único modo de cámara que sufre de framerate es la cámara Pro, pero esto es de esperarse ya que el sacrificio está hecho a cuenta de tener completa vista del campo.

Lo que hace especial este año la dinámica en el campo es la nueva función llamada Personality Plus. Esta función refleja el rendimiento de un jugador y su desempeño en el campo, identificando los roles de jugadores por su apariencia física con o sin la bola. Esto no es tan fácil de identificar por jugadores casuales, pero personas que conocen su FIFA la notarán de jugador a jugador. Otra función implementada en esta edición es algo llamado Pro Passing. Los jugadores pasan la bola en base a cómo el usuario controla la bola, la habilidades del atleta, la situación al momento y la urgencia en el campo. La detección de colisiones ha sido amplificada de manera que ahora múltiples jugadores pueden implicarse, sin importar que equipo represente. Junto con el comportamiento de la bola en el campo, el Pro Passing crea situaciones que posiblemente nunca se han visto en pasadas ediciones de la serie, haciendo partidos más diversos e interesantes.  El AI en el campo sigue sufriendo de los mismos problemas del pasado, pero la inteligencia de los porteros ha sido mejorada. Estos mismos los han hechos más agiles y capaces de hacer impresionantes salvadas. Tienen menos debilidades que años anteriores, motivando a jugadores a ser más conscientes sobre sus decisiones en el campo. Los referees están más pendientes de la acción en el campo y no tendrán miedo en sacar tarjetas amarillas por sólo presionar jugadores o chocar con fuerza con oponentes al tratar de buscar la bola. Esto crea más realismo en la experiencia  de los partidos.

La respuesta de los controles está todavía presente como una de las mejores en la serie. Tienes disponible la habilidad de jugar de la manera clásica o crear tu propio mapa de botones, creando la libertad de “costumizar” los botones de la manera más eficiente para tu estilo de juego. Para los jugadores casuales está el modo de controles de dos botones, donde la computadora asiste en los pases ocurren y en los ataques a la portería. Este módulo es sólo recomendado para cuando dos jugadores casuales juegan partidos. El problema que encontré con este modo de control es que no produce pases de banda.  Existe una opción para que el juego te asista en diferentes situaciones  como en los pases y en el control al disparar a la portería. Esto es bueno para entrantes a la serie que luego pueden eliminar estas asistencias para pulir sus habilidades.

El sonido es una de las cosas que más han mejorado e implementado significativamente. Los comentaristas estelares en español e ingles tienen nuevas líneas a raíz de la nueva presentación en los partidos y de las estadísticas que se muestran durante el mismo. Ya después de varios partidos escucharás las mismas líneas, pero eso es de esperarse de este tipo de juego. El soundtrack de esta edición es más suave que en años anteriores, dando mucho que desear del mismo. Es notable que se fueron por una mentalidad de música basados más a la Electrónica, especialmente preferida por la audiencia europea. Esto es solo un contratiempo ya que en esta ocasión puedes poner tu propia música almacenada en tu disco duro, algo que años pasados no era posible.  Nuevo a la serie es la habilidad de editar sonidos en el campo de juego. Puedes editar la música de entrada de un equipo al campo de juego, cuando haces goles, celebración de victoria y coros de la fanaticada. Es importante notar que para los que quieren utilizar estas funciones a capacidad, tienen que usar herramientas de edición de audio para los coros o editar secciones de tu música favorita. Esta función no está disponible en el juego como tal.

La opción de poner tu cara virtual sigue presente. Esto sólo se consigue a través de la página web de FIFA 11. Sin embargo, lo nuevo este año es que puedes hacer tu propio equipo de pie a cabeza usando el FIFA Creation Centre. Nuevamente esto sólo se puede hacer vía el Internet por la página de FIFA 11 y para poder pasar tus creaciones al juego tienes que unir tu cuenta de PSN con una de EA. Desde el estadio a escoger hasta la ropa que se ponen tus jugadores, estas herramientas te permiten crear el equipo de tus sueños. La creación de equipos no se limita sólo a uniformes, ya que puedes hacerlos tu mismo o sacarlos de una selección hechas por la Comunidad.  Una vez hecho esto por la web, puedes pasarlos a tu consola a través del Creation Centre de My FIFA. Esta función está en fase beta y todavía no es perfecta. Precisamente en la interface web tuve problemas para editar el uniforme de mi equipo. Hasta con conexiones rápidas de Internet tendrás problemas para cargar la interface web de la función por primera vez. Me parece que es buen comienzo para esta función y será interesante ver que siguen haciendo con la mismo.

El  online multiplayer es, sin lugar a duda, el mejor que ha tenido la serie. Una vez entras a tu primer partido te darás cuenta que el framerate corre como si fuera un juego offline, algo que creará satisfacción entre los fanáticos de la serie. Los partidos tendrán sus pausas esporádicas  en la acción, pero esto dependerá de la conexión entre los participantes. El matchmaking no ha cambiado en lo absoluto. Tienes los diferentes lobbies para escoger o crear tu propio con las estipulaciones preferidas. El lograr jugar un partido de 11 contra 11 es algo difícil de conseguir, pero hasta el momento los partidos con múltiples jugadores corren a la perfección. El FIFA Ultimate Team no está disponible en estos momentos y es de esperarse que sea tan bueno como la pasada entrada cuando se haga disponible. Algo que me decepcionó es la disponibilidad de FIFA Live Season. En pasadas ediciones te daban al menos acceso gratis a una de las ligas disponibles, pero este año no será posible. Los fanáticos hardcore de las ligas disponibles tendrán que abrir sus billeteras virtuales si quieren tener la experiencia completa de FIFA, pero esto no es contratiempo para el público en general.

Para concluir, este año FIFA 11 vino con más fuerza que nunca, reclamando su lugar como el lider indiscutible del género de los videojuegos de fútbol. Las nuevas funciones que brinda el juego, dentro y fuera del campo, hace que la experiencia de FIFA sea disfrutada tanto por los nuevos seguidores como por los veteranos de la serie. Las nuevas herramientas de creación son bienvenidas,  pero necesitan refinamiento, algo que sin duda EA mejorará en el futuro. El no poder pasar tu “Pro”  en la nueva edición es un contratiempo mínimo, pero sería bueno si EA lograra resolver este asunto. No importa si eres seguidor de la serie o estás en las gradas pensando comprar un juego de futbol, FIFA 11 es la mejor opción en el mercado.


Opinar no cuesta nada