Reseña de God of War 3

“Mi venganza termina ahora…” Con estas palabras proféticas nos recibe el dios de la guerra en God of War 3,  la culminación de la épica aventura de Kratos para destronar a los dioses del Olimpo. Éste es uno de los títulos más esperados del 2010 y que desde su lanzamiento ya se considera como un fuerte candidato para Juego del Año. Ciertamente las expectativas fueron alcanzadas y aunque el juego no es una evolución de la serie logró satisfacerme de maneras que no esperaba.

La serie de God of War se caracteriza por tener una historia interesante y profunda. En GoW3 la historia aparenta perder un poco su profundidad en el transcurso del juego al presentar a Kratos como un ser personaje uni-dimensional enfocado solamente en su sed de venganza. Sin embargo, al final me pareció que la historia toma un giro sorpresivo y maduro, lo cual ocasionó que los eventos del juego tuvieran más sentido. Algunos argumentan que la visión original de la serie se perdió en el camino por el cambio de Director en cada uno de los juegos, pero yo quedé muy complacido con el desenlace de la historia.

God of War representa los juegos de acción modernos por excelencia. GoW3 no decepciona en este aspecto contando contando con más sangre que un Banco de la Cruz Roja Americana. También tiene los tradicionales elementos de plataforma y puzzles, pero en esta ocasión me pareció que no fueron tan retantes como en los juegos anteriores. La mecánica del juego fue refinada, pero se mantiene casi idéntica. Esta vez añadieron 3 armas principales y 3 secundarias. Todas son buenas y créanme que las van a necesitar, pero mi preferida eran los puños metálicos de Hércules. Lo bueno es que las armas secundarias tiene uso ilimitado. Sobre las gráficas sólo hay que decir que son las mejores que he visto en cualquier juego de acción en el PS3 y establecen el estándar a seguir por la competencia.

Inicialmente GoW3 cuenta con 3 niveles de dificultad y uno extra que estará disponible cuando lo termines en cualquiera de las otras. Yo lo jugué en Hard (Titán) y lo encontré difícil y justo. Los batallas con los Bosses fueron difíciles y sangrientas por demás, especialmente el último que tiene 3 etapas. De verdad que me impresionó mucho como se presenta la violencia en GoW3. Me dio una gran satisfacción al lograr vencer el juego, algo que está escaso en juegos más recientes que sacrifican dificultad por historia o por las limitaciones de la mecánica del juego. Para los jugadores casuales o que sólo quieran disfrutar de la historia recomiendo que lo jueguen en Easy o Normal porque en Hard el flujo de la historia se pierde un poco por las múltiples veces que tuve que empezar de un checkpoint. Si lo que te interesa son los trofeos, GoW3 es un platino relativamente fácil. De la primera vez que lo juegues en Hard puedes sacar la mayoría de los trofeos. Es importante mencionar que no hay que acabarlo en la dificultad extrema para obtener el platino.

Al finalizar la campaña podrán jugar los Retos que, al igual que en Batman: Arkham Asylum, le añaden un poco de replay value al juego y son necesarios para el trofeo de platino. GoW3 no tiene modo multijigador en linea y la verdad no creo que le haga falta.

En conclusión, God of War 3 es una experiencia que todo gamer que disfrute de los juegos de acción y de las historias de proporciones épicas debe de tener. Aunque no quede como juego del año, merece ser mencionado en la misma oración que Uncharted y LittleBigPlanet cuando se habla de los mejores juegos de PS3. No será la evolución del genero o de la serie, pero sí es lo más cercano a la perfección en la presente generación de consolas.

TROFEO DE PLATINO


Opinar no cuesta nada